We Are Ghosts – Broadcasting

Seguro que alguna vez os ha pasado algo parecido a lo que a mí me ha pasado con este grupo. Estás navegando por internet sin buscar nada en concreto, escuchando un poco de música y de repente, te llama la atención el título de un disco o la portada del mismo. Y ya te termina de llamar la atención cuando conoces un poco más de este proyecto musical.

We Are Ghosts no es un grupo de música como tal. Es un colectivo de músicos israelíes que se reúnen varias veces al año, bien en un escenario, bien en un estudio de grabación. Muchos de ellos nunca han tocado juntos antes e incluso alguno afirma que no es ni siquiera músico profesional. Pero cuando están todos juntos, pulsan el botón de grabar y empiezan a tocar, sin una partitura definida y así llevan cinco discos ya. Supongo que después de leer esto estaréis pensando en que es un experimento de unos bohemios que no tienen nada mejor que hacer que juntarse y tocar. Pues si es así, me alegro, porque hay que ver como suena.

“Broadcasting” es su quinto álbum y recibe éste nombre por lo curioso de su creación. Este disco fue creado y grabado en un programa de radio, durante una sesión de cuatro horas de música y las canciones que escuchamos son las mismas que en la grabación del programa sin modificaciones ni arreglos posteriores.

Su escucha no es fácil, por supuesto, pues sólo sus dos primeras canciones ocupan media hora. Pero en la cantidad de matices y detalles reside su grandeza. Música que va desde el ambient, pasando por el shoegaze, para coquetear abiertamente con el post-rock en la mayor parte de su duración. Evidentemente, también queda clara la impronta racial del origen de los músicos, con algunas letras cantadas en hebreo, que otorgan una personalidad muy marcada a las canciones, pero por supuesto, sin dejar de lado el inglés.

Desde aquí quiero recomendar su escucha en momentos de calma, a ser posible con el mayor silencio alrededor, para poder comprobar la calidad de lo que este grupo de gente consigue hacer sin tener la música escrita. Improvisación pura y dura que desemboca en pasajes melódicos interminables, que nos llevan a viajar más allá de las nubes, pensando que podemos tocar las estrellas y volver a bajar hasta nuestro rincón particular, pero en un estado mucho más relajado, cargado de buen rollo por así decirlo.

Éste es el poder de la música queridos lectores. Dejaos llevar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.