Wu Lyf – Go Tell Fire To The Mountain

ifmbateman

Wu Lyf

Go Tell Fire To The Mountain

LYF Recordings | Web oficial
13 de junio, 2011
Manchester, Inglaterra, Reino Unido
Psicodélica, Experimental, Indie Rock

Artistas similares:
Egyptian Hip Hop | Foals | Youth Lagoon

6.5

Puedes escucharlo:
Spotify


Wu Lyf son esos grandes desconocidos. Y no lo digo porque estén empezando, sino porque entre sus muchas maneras de publicitarse, está la de borrar su propia página de la Wikipedia. A saber de ellos, su verdadero nombre es “World Unite! Lucifer Youth Foundation” y que provienen de Manchester. Con la reciente publicación de su primer disco “Go Tell Fire To The Mountain” han conseguido algo que parece ser, pretendían. Llamar la atención de las revistas especializadas en esto de la música (y ahí entramos los redactores de esta revista, ávidos siempre de música).

El disco se inicia con un tema que bien podría ser ligeramente homónimo, LYF, en el cual dejan sentadas las bases de su estilo de música. Ambientes densos, órganos y teclados y la extraña voz de su cantante Ellery Roberts. Sú música se pega como el calor en verano. Ritmos tribales que derivan en marchas casi militares en momentos como en la genial “Such a sad puppy dog”.

En temas como We Bros se atreven a coquetear con el shoegaze, con un colchón guitarrero al inicio del tema que rápidamente y tras una introducción, enciende la canción a base de unas guitarras saltarinas que nos llevan de la mano al campo del buen rollo. La cancion desemboca en una fiesta de coros y guitarras ante la que es imposible no mover los pies y que antes de terminar, vuelve a relajarse en ambientes más tranquilos propiciados por suaves acordes.

Dirt es, para éste que escribe, el temazo del disco. Como resumir en tres minutos y diecinueve segundos lo que es la música para estos chicos de Manchester. Encontraréis todo lo que quieren presentar en el disco si escucháis esta canción.

El épico final lo escribe Heavy Pop. El nombre de esta canción es según los propios miembros del grupo el estilo en el cual deberíamos enmarcar su música.  De ser así, deberíamos entenderlo como una sucesión de frases con algún grito entre ellas y unas guitarras que no dejan de hacer sonar acordes de fondo, con el ritmo machacón de la batería, como si de un metrónomo se tratara.

En resumidas cuentas, un cóctel explosivo de ritmos tribales, órganos, epicidad y una voz que seduce desde el primer momento que se escucha. Quizás suene repetitivo, pero en esto de la música, casi todo está inventado y no está de más intentar darle una nueva vuelta de tuerca a las cosas.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.