Entrevista a Luis Alberto Segura de L.A.

[social_share/]


En la presentación de la nueva edición del festival madrileño DCode Festival, que se celebrará durante el día 14 de septiembre de este año, tuvimos la oportunidad de entrevistar a Luis Alberto Segura. L.A. actuará a lo largo de verano en diferentes ciudades como Barcelona, Almería, Bilbao, Santander o Arnedo entre otras, además de en el DCode Festival 2013.

Nuestra primera pregunta es ¿qué tal ha sido la acogida de “Dualize”?

Pues, sorprendentemente, muy bien la verdad… Cuando haces una película, un libro, un disco… siempre tienes ese miedo, ese riesgo dentro de “¿y si la he cagado?”, “¿y si no le entra a la prensa?”. Son una serie de factores que hacen que el disco pueda despegar o se quede en pista. En esta ocasión, tanto prensa como gente que nos sigue y gente nueva, han disfrutado el disco mogollón. Y aún más importante, en directo está gustando también mucho. Estamos encantados de que así sea y llevamos cinco o seis shows y están sonando que te cagas, la gente lo está disfrutando, las canciones anteriores encajan con las anteriores… Por ahora, todo muy positivo.

¿Cómo ha sido la experiencia de trabajar con Richard Swift?

Pues imagínate, coge a un buen colega tuyo y vete con él a su casa a pasártelo bien y a hacer lo que más te gusta. En dos años se ha convertido en un gran amigo con el que comparto muchas inquietudes musicales, de cine y literatura… Me invitó a su casa en un pueblecito del estado de Oregón con un clima de puta madre, es un tío con una sensibilidad envidiable y con el que pasé unas “vacaciones rock”, tu ya me entiendes…

Habéis teloneado a Muse, ¿cómo ha sido la experiencia de compartir escenario con ellos y tocar para su público?

Es un lujo pero es un riesgo. Venimos de salas, de clubs pequeños, y esto era tocar en un estadio tocho. Muse es un despliegue de medios espectacular y nosotros somos cuatro tipos con sus guitarras, su bajo y su batería. Por eso, corres el riesgo de que no suene lo que pide el escenario. Aún así hubo un sonido espectacular. También captamos adeptos, cuando tocó Muse había 40000 personas y cuando tocamos nosotros 20000, que es una puta barbaridad. Mover a toda esa gente es muy difícil si no llevas todos los recursos que utilizan los grupos grandes.

¿Tuvisteis algún contacto con los miembros de Muse?

No, ellos subieron al escenario, tocaron y se fueron. Vimos, eso sí, a la mujer de Matt y su hijo. Todo bien.

En cuanto al Dcode Festival, ¿hay algún grupo con el que os haga especial ilusión compartir el cartel?

Muchos de ellos. Soy muy fan de Vampire Weekend, y su nuevo disco me parece espectacular. Foals también prometen mucho. Los L.A. también están bastante guay (risas). John Grant también ha hecho un disco muy bonito y que tengo ganas de escuchar en directo con esa voz. También hay un par de sorpresas guardadas que no os puedo decir pero que si se confirman lo pasaremos muy bien.

¿Qué piensas del festival Dcode en cuanto a organización?

Me parece un festivalazo y lo de hacerlo en un día me parece un acierto. Después de un verano lleno de festivales, arena, barro… poder disfrutar de los bolos y volver a casa en el día, para un treintañero es un acierto. El cartel es muy atractivo y el emplazamiento también está de puta madre. Hay festivales incómodos, con carteles muy mezclados, largos desplazamientos entre escenarios… Para mí, un festival en el que todo está en dos escenarios me parece fantástico.

Estáis metidos de lleno en la gira de presentación de “Dualize”, ¿vais a más festivales, salas pequeñas…?

Hemos visitado salas en las principales ciudades; Mallorca, Madrid, Barcelona y Valencia. Ahora vienen los festivales, BBK, Santander Music Festival, tenemos el Sonorama… Luego nos vamos a Latinoamérica y volvemos en octubre para hacer ciclo de salas hasta enero. Luego iremos a Estados Unidos así que si dios quiere no vamos a parar.

Del nuevo disco, nos ha llamado la atención la canción “Outsider” por su fuerza, ¿cómo encaja esta canción en el conjunto de “Dualize”?

En principio estaba dudosa de entrar en el disco por ser la más rockera, la más garajera. Pero como el disco lo hicimos canción por canción, es decir, grabándolas por el orden en el que están en el disco, vimos que al final “Outsider” encajaba a la perfección. Al ser una canción bastante guarra quedó de puta madre. La premisa de “Outsider” era la de grabar un tema que hubiesen compuesto cuatro tías cabreadas sudando en un garaje, muy Pussy Riot. Y creo que salió.

Para terminar, ¿te gustaría dejar un comentario para los lectores de INDIEferencia Magazine?

Claro, soy Luis de L.A. y mando un saludo a los lectores de INDIEferencia Magazine.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.