Entrevista a Toundra

Aprovechamos uno de los conciertos de presentación de la gira de III para sentarnos un rato a hablar con la banda madrileña y que nos contaran anécdotas y puntos de vista sobre todo y nada en concreto. Quedamos encantados con lo que nos dijeron Alex (batería), Alberto (bajo), Esteban (guitarra) y Víctor (guitarra) y podéis leerlo a continuación.

Han pasado dos meses desde el lanzamiento de III, ¿podéis analizar ya la reacción que ha recibido el disco?

Alex: Pues muy buena, ¿no? Básicamente… analizar, no sé. El que se lleva con el público es Alberto.

Alberto: Teníamos un poco de miedo al principio. Siempre que haces algo pues como que sientes esa presión de la gente, el que opinaran. Sobretodo porque tuvo tan buena acogida el II que pensábamos que a lo mejor este no iba a gustar tanto, era un poquito mas duro, pero ha superado nuestras expectativas totalmente. La gente estaba muy entusiasmada y a casi nadie le parece que hayamos bajado el nivel o algo así, entonces estamos contentos.

Esteban: Yo pensaba lo mismo, igual que Alberto. Había ido tan bien con II, había tanto salto con respecto al primer disco que dices “a ver que va a pasar ahora”, pero las reacciones han sido muy buenas y a la mayoría de gente le gusta más III y dicen que es mejor y eso está bien, después de estar casi un año componiendo, que son horas y es trabajo y comerte mucho el tarro, que le guste a la gente es satisfactorio.

En III se aprecia una dureza en el sonido que en sus predecesores quizás estaba un poco más disimulada así como una temática ligeramente más oscura. ¿Hay algún motivo para ello?

A: Yo creo que nuestros gustos se mueven más por la música de III que por la música de II. A nosotros casi todos nos gusta el punk rock, grupos como Converge, At The Drive In… y realmente no escuchamos tanto post rock. Hemos escuchado, obviamente, porque no te puedes cerrar a algo con lo que compartes ciertas raíces, pero sobretodo hemos escuchado grupos más tirando al hardcore en nuestra vida.

E: Yo creo que Envy es lo más post rock que hemos escuchado, o algo así…

A: Sí, que en realidad eran grupos que también venían del punk rock.

Víctor: Yo creo que la gente que nos puede clasificar dentro del post rock es por los delays. Si a las guitarras limpias que tenemos les quitamos los delays ya la gente se quedaría loca. Dirían ¿qué hacen? A veces la gente viene y nos pregunta por grupos súper frikis de post rock y nosotros tenemos que contestarles que no, pero realmente no es algo que nos flipe. Yo creo que la gente sabe cada uno de los grupos de post rock que hay, los discos que sacan, el equipo que llevan… Muchas veces nos preguntan por el equipo que llevamos y en el tema de pedales somos bastante aleatorios. La gente nos hace fotos a las pedaleras y nosotros nos quedamos asombrados ya que nosotros llevamos lo básico realmente.

E: Luego cuando nos lo compramos tenemos que mirar en internet como funciona y siempre sale un video de un heavy con melena que te hace cuatro chorradas que en realidad no te dice mucho como lo puedes utilizar, pero volviendo a tu pregunta…

A: Lo de definir el estilo también depende mucho de lo del cantante. Casi que si no tienes cantante la gente ya dice post rock, el genero instrumental no parece un genero en si mismo. Es un género muy cerrado.

E: El cambio de sonido es bastante natural. Igual que II bebía mucho de Led Zeppelin, porque nos gusta muchísimo Led Zeppelin y fue como una especie de homenaje y este es simplemente un poco lo que hemos escuchado toda la vida (conversación sobre temas de furgoneta que saldrán más tarde). Y porque siempre que estamos componiendo queremos salirnos de la tónica general de los grupos de post rock que empieza el tema tranquilo, va subiendo… no, vamos a hacer algo por ejemplo tipo Glassjaw, que a Víctor le flipa.

V: Yo creo que siempre, cuando hemos hablado de hacer un disco, por mi parte siempre digo que me da igual por donde tiremos, entre comillas, pero quiero que sea bonito y que tenga energía. Que no sean canciones feas simplemente porque queremos meter caña y que por hacerlas bonitas no sea un coñazo escucharlas. Temas redondos y temas directos. Que no por durar 7 minutos la gente diga “a ver que viene después”.

Los arreglos de las canciones han quedado realmente impresionantes. ¿Era la idea con la que os metisteis a grabar algo parecido a cómo ha quedado al final el disco?

E: Primero componemos nosotros cuatro en el local y luego las partes te van sugiriendo ideas y un mes antes quedamos con acústicas y los músicos que van a tocar y miramos los arreglos… Y al final ha quedado bien. Casi todos los temas de III tienen arreglos pero claro, la cosa es que tienes todos los temas cerrados y piensas, ¿Cómo puedo marcar un poco mas la diferencia? Pues metiendo unas cuerdas o un xilófono, pero hemos metido xilófono en partes de caña, en dos partes que están arriba completamente. E incluso una parte de xilófono en “Lílim” es un homenaje a Bruce Springsteen, de “No Surrender” creo… No nos basamos para nada en el post rock para componer, ha salido así y ha surgido.

V: La intención no es nos las damos de guay y no escuchamos ningún grupo de nuestro estilo. Es que no tenemos ni zorra. A mi me aburre  y siempre lo he dicho, si no estuviere en Toundra no estaría en un grupo de este estilo. En Toundra más o menos creo que acabamos haciendo siempre lo que nos da la gana, creo que ninguno se siente en ningún momento limitado a hacer algo. También hay cosas que intentamos no tirar por el camino mas sencillo, él (Esteban) y yo somos mucho de decir “pues esto no” porque nos recuerda a algo y se desespera porque dice que lo único que hacemos es tirar partes pero luego creativamente es muy satisfactorio ir al local y no saber que tipo de tema puede salir pero puedo meter esta guitarra que no tiene nada que ver pero sé que va a quedar bien porque los demás van a hacer algo que mole.

Contadnos de una forma breve cómo es el proceso compositivo en Toundra. ¿Os juntáis todos y vais a lo que salga o es algo más individual?

V: Esteban es mucho de traer ideas que tiene en casa y las desarrollamos. Muchas veces cuando estamos atascados las probamos en el local a ver que sale… No tenemos un método muy fiable de componer porque muchas veces ese método que creemos que va a funcionar se queda atascado y nos desespera, nos da mal rollo y tenemos que intentar salir un poco de ahí. Yo me agobio porque tenemos muy poco tiempo para ensayar y cuando vas al local pretendes que vaya todo rodado…

E: Ir avanzando el trabajo, porque han pasado varios días desde la última vez y a veces pasan cuatro ensayos seguidos y no notas que avanzas. Yo por ejemplo soy muy malo componiendo en el local, prefiero estar en mi casa tranquilo, darle una hora, irme, volver a retomarlo…

V: Yo lo que pasa es que tengo mas cara. Yo con mis guitarras hago una mierdecilla que da el pego y ya casi hasta el final no me pongo a desarrollarlo pero al principio da todo muchísima pena por mi parte…

Entrando en las canciones de III, ¿tenéis alguna favorita o que disfrutéis más tocando en directo?

V: “Espirita”

Alb: “Espirita” mola mucho, sobre todo por el momento final del grito nos mola bastante tocarla.

E: “Marte” a mí me gusta un montón.

V: Yo creo que molan todas para tocar. Lo importante es que no hay ninguna que sea la típica que no te guste tocar, que no funcione en directo.

Alb: De hecho es lo que dijimos cuando hicimos este disco. Que es un disco que representa mucho más a los Toundra del directo que no a los Toundra de antes que a lo mejor tenía temas que eran muy de estudio y que en directo no tenían tanto peso.

E: Cuando estábamos componiendo, hubo un momento como que le faltaba caña a los temas. Y nos paramos y decidimos empezar a meter caña como lo hacemos en directo, porque somos bastante punkis en directo no se si porque somos unos desastres o porque nos mola ese descaro de no tocar la parte limpia sino que nos gusta que suene guarra.

V: Es que aparte tiramos de quintas y octavas en las partes cañeras, que no hacemos acordes y muteamos muy poco.

Siendo un grupo instrumental, no contáis con los típicos trucos de la música para enganchar al público en directo, como puede ser corear un estribillo. ¿Qué mecanismos tenéis para conseguir captar la atención del público e intentar crear ese feeling especial en el directo? ¿Habéis apreciado un aumento en el público en vuestros conciertos?

Alex: El Facebook, porque el directo…

Alb: En Alemania nos dijo un chico que el rollo que tenemos nosotros en directo si era muy diferente al de otros grupos instrumentales o de post rock porque en realidad esa gente se pone a tocar y se quedan ensimismados mirándose a los pies o a los pedales en plan shoegazing. Nosotros intentamos darle un poco mas de dinamismo. Nos gusta la energía en directo, el directo de At The Drive-In o Refused

V: Yo creo que lo que ven es normalidad.

Alb: si tienes horas de ensayo y te lo pasas bien tocando es muy difícil que a la gente no le guste un concierto. Ese buen rollo mientras tocas, lo transmites.

V: Si alguien pregunta, pues responder, tener un contacto directo. No ir de sobraos ni de nada. Hay como mucho paleto en el mundo de la música, en plan “he llenado una sala y soy Dios” con lo cual toda la gente que viene a verme ni me miréis ni me toquéis porque yo os estoy haciendo un favor tocando para vosotros, cuando realmente es todo lo contrario. Realmente tienes que estar agradecido porque estas haciendo la música que te mola, le gusta a la gente, compran mi disco y me permiten seguir haciendo música y no palmar pasta cada vez que salimos de nuestra ciudad a tocar. Entonces, creo que la gente nota que estamos agradecidos aunque no seamos los típicos que te cuentan un chiste entre canción y canción y esta es una de mis paranoias porque cuando Alex no estaba en el grupo hablábamos sobre el hecho de que no hubiera una pausa entre canción y canción porque a mi me mata. Cuando un cantante para y se corta el ritmo y se miran para ver cual viene y se pone a tocar es como tío, vete a tu puta casa que no te cuesta empalmar los temas. Yo creo que la gente lo agradece porque ve que va todo del tirón y no se pierde la energía.

Hablando de feeling, contadnos un poco vuestra historia de amor con Aloud Music. ¿Cómo empezó esta relación en la que los principales ganadores somos los consumidores de música? ¿Es un matrimonio casi perfecto?

E: No, para nada… Sí, son gente muy legal y al final el roce hace el cariño y son amigos con los que trabajamos.

Alb: Con nuestros cambios de horarios, de trabajo, de tirar conciertos que no podemos ir…

V: Yo creo que lo que tienen claro es que esto es una carrera de fondo. En una entrevista que respondimos hace poco y decía que el problema es que hay muchos sellos que trabajan como si fueran bancos. Ellos hacen una inversión en un grupo y quieren rentabilizarlo como antes, pero lo hacen pillando porcentajes de conciertos porque vendiendo discos ya es difícil. Entonces ellos ya saben que con nosotros no podemos ir a machete porque todos tenemos trabajos y es difícil, pero por su parte nos lo ponen muy fácil.

E: Tienen claro que los grupos están para hacer su carrera. Cuando nos cogieron habíamos sacado un disco y un split y Alex acababa de entrar en el grupo. Teníamos un disco discreto y creyeron que podíamos hacerlo bien y nos han animado a seguir adelante y han trabajado un montón por el grupo con lo cual, no podemos estar mejor.

La innovación en cuanto a los métodos comerciales de las discográficas actuales es un paso siempre arriesgado pero los números hablan por sí solos. ¿Pensáis que si más grupos lo intentarán, el sector discográfico y musical estaría en mejores condiciones de salud?

Alb: Nosotros ya lo teníamos pensado. Originalmente no pensábamos en sacar cd’s sino regalar cedes grabados y sacar el vinilo como algo en plan coleccionismo. Si alguien quiere una copia física se compra el vinilo que es una cosa con más empaque que un cd. Luego en casa si alguien quiere escucharlo pues tienes los mp3 gratis y el cd grabado por nosotros. Y en realidad ellos funcionan igual. Sacan cd’s con una presentación cuidadísima y también regalan la música, con lo que una cosa no quita la otra y nosotros pensamos así desde el principio. El problema es que las discográficas ahora buscan negocio mediante la venta de singles por Itunes y es diferente a la del comprador de un disco.

V: Yo creo que el sistema que tiene Aloud lo tiene el 99% de los grupos underground. El problema es que las discográficas que importan son las que tienen los métodos anticuados. Meten el disco en una caja fuerte y hay que comprar ese disco a ciegas.

E: Hay que adaptarse a los tiempos que corren y dentro de cinco años lo que parece ser que va a pasar es que se van a adoptar las políticas de toda Europa y que las descargas no van a ser tan fáciles pero la gente va a consumir música en formato físico siempre que fomentes el valor por eso. En un país como el nuestro donde nunca se ha valorado la música como arte y cultura y no se ha valorado que un grupo pueda vivir de su música como profesionales y que la salida a eso haya sido que se pague un pastizal a los mismos de siempre por tocar, es como una carrera hacia ninguna parte. En Europa nos trataban de músicos profesionales y se sorprendían de que tuviéramos trabajo además de la música. Aquí no hay ningún tipo de ayudas para nada. Pagamos una pasta por un local. Pero entendemos que cuando hay gente editando nuestra música entendemos que hay que pagar para que esa gente sea profesional. Lo que no se ha visto nunca es que el músico sea una profesión.

V: Aquí lo único que existe son los mercenarios. Me voy a la tele a tocar con Raphael y la guitarra desenchufada.

E: ¿Y por qué no hay un puto programa de música en la televisión publica? Solo hay “Los Conciertos de Radio 3” y llevan 30 años con el mismo formato. ¿A nadie se le ha ocurrido nada nuevo?

Alb: Es una vergüenza el tratamiento que se le da a la música en España.

Y además de todo, tenemos la subida del IVA. ¿Cómo os puede afectar esto a vosotros o mejor dicho, cómo os está afectando?

E: A mí no me parece mal que el IVA a la música suba al 21%. Tengo mi opinión pero no me parece mal radicalmente. Pero sube otras cosas, persigue el fraude fiscal, por ejemplo. Hay una costa de miles de kilómetros construida y que no se venden los pisos mientras se está desahuciando gente y estamos pagando el rescate de esos bancos que desahucian a gente. Yo creo que es un problema un poco más global y lo siento, porque nos hacen miles de veces estas preguntas, pero creo que tenemos que ir un poco más allá. ¿Por qué tengo que pagar un local de mierda que parece un zulo? Si hay pisos vacíos… Hay hospitales vacíos. Al lado de donde vivo hay un hospital que esta vacío desde hace un montón de años porque una señora lo donó a la Comunidad de Madrid y si no construían un hospital tenían que devolver esa parcela enorme a la familia de la señora. Pues han construido un hospital y lo tienen cerrado, pero no clausuran el hospital por no devolverle el terreno a la familia…

Alb: El caso contrario lo vivimos también en Alemania. Tenían como una especie de casa okupa llevada por cuatro personas que recibían sueldos públicos y ellos administraban los conciertos, las dos salas donde hacen los conciertos y luego aparte tenia un bar, unas instalaciones flipantes, un skate park, todo subvencionado por el gobierno y claro, los jóvenes consumen esa cultura, aprovechándose de los conciertos que dan allí. Creo que el nuestro era gratis, o casi.

E: Aquí la cultura que se lleva es que la gente tenga que estar en su casa sin hacer nada. Tenemos una ciudad en la que es imposible vivir una vida normal. No hay aire puro, no hay parques, no hay actividades gratuitas para la juventud. Aquí se lleva la cultura de que tengas que ir al centro de Madrid a gastar dinero.

Cambiando de tercio y aligerando la conversación, ¿qué disco no falta en la furgoneta cuando salís a la carretera? ¿Y con qué grupo os gustaría compartir escenario?

Todos: ¡Paramore! (risas)

Alb: “Crack the Skye” de Mastodon es uno de nuestros favoritos. Alguno de Converge, Millencollin

A: Alejandro Sanz

E: Los Beatles, el “Abbey Road”. Julio Iglesias. Yo tengo la coña de que me gusta Julio Iglesias

A: Juan Luis Guerra. Raphael

El año pasado, cuando salieron las listas de lo mejor del año, Lüger aparecieron en los puestos más altos dentro del panorama alternativo nacional. ¿Cómo os sentiríais si III apareciera este año en esas listas?

V: El halago siempre viene bien. Aunque auténticamente te diríamos que nos importa una mierda luego sales en una revista y te la compras y la vas enseñando por ahí.

E: Y sales en portada y te la compras.

Alb: Mola bastante pero si llega, bienvenido es.

E: Y mola estar por encima de gente que sabes que es mas subidita, que llevan detrás un plan de marketing, que se han gastado mucho mas dinero… Y tu eh! Ahí estás, por encima, cuatro amigos han logrado estar por encima de vosotros.

A: (haciendo burla) A mi disco le han puntuado con un 9…

Y ya solo nos queda agradeceros por habernos dejado que os molestáramos un poco y cedernos un rato de vuestro tiempo. Ahora las últimas palabras son vuestras para nuestros lectores, podéis decir lo que os apetezca.

E: Mierda, ¡no nos habían avisado!

Alb: Muchas gracias por la entrevista y por venir a vernos esta noche en directo.

V: Y que si hay lectoras, Esteban esta libre. Podéis adjuntar una foto y mandarla al mail.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies