Lo que nos dejamos en 2013

[social_share/]


Porque algunos no estábamos por aquí hasta bien entrado el año, porque no podemos estar en todo, porque hay discos mayúsculos escondidos en lo más recóndito de interné, o simplemente porque sí, hemos hecho una pequeña recopilación de discos que marcaron el 2013 a algunos miembros y miembras de la redacción de INDIEferencia Magazine pero que no tuvieron su hueco en la revista en los últimos 12 meses. Y además traemos variadito el surtido, pasando por una buena gama de EPs y LPs de debut, sonidos neo-soul o drum & bass, hasta llegar a lo más refinado del indie pop petardo internacional. Que ustedes lo disfruten…


Empire of the Sun – Ice On The Dune

Empire-of-The-Sun-Ice-on-the-DuneSi bien gran parte de la prensa musical se ha tirado al cuello de estos australianos a raíz de la publicación de su segundo trabajo, es absolutamente innegable que Nick Littlemore y Luke Steele se propusieron engrandecer las virtudes de su ya mítico “Walking On A Dream” para dar forma a este “Ice On The Dune”. Empire of the Sun han ahondado en los elementos que les funcionaron a la perfección en su primer largo y les han dado vía libre, en detrimento de temas menos fáciles (igualmente grandes, como aquel “Swordfish Hotkiss Night”). Así, aquí tenemos guitarras ambientales, buena dosis de teclados y sintetizadores, ecos y, por supuesto, letras llenas de épicos delirios de grandeza. Intensísimo electro-pop en mayúsculas como en “Celebrate”, “DNA”, “Alive”, “Concert Pitch” o “Ice On The Dune”, medios tiempos delicados como “Awakening” y “I’ll Be Around” y hasta descaradísimas incursiones en la pista de baile como la inmensa “Old Flavours”. Y todo esto, bien disfrazados de mamarrachas del espacio exterior. Sin duda alguna, éste es uno de los discos más injustamente infravalorados del año, en parte por aquel manidísimo argumento de “antes molaban más”, que, personalmente, un servidor no comparte en absoluto. ¡Larga vida a los Empire!


Rudimental – Home

Rudimental-Home_2Sólo por haber puesto en el mapa musical a nombres en mayúsculas como John Newman, Ella Eyre o MNEK, y por haber dado pie al redescubrimiento de Alex Clare o Angel Haze, este colectivo de DJs ya merece ser uno de los nombres propios del 2013. A pesar de no ser unos recién llegados (llevan en el mundillo musical desde 2010), “Home” ha sido su puesta de largo. Rudimental se han caracterizado en todo momento por ser los señores de la fusión de soul y drum & bass, ahora que este sonido goza de una segunda juventud. Dos temas de este largo han coronado la UK Singles Chart, “Feel The Love” con John Newman (el que más ha despegado a raíz de sus colaboraciones) y “Waiting All Night” con Ella Eyre (quien seguro más despegará en este 2014), pero el álbum no se limita en absoluto a ellos. Tenemos sensualidad en “Hide”, “Not Giving In” y en las dos colaboraciones de Emeli Sandé, “Free” y “More Than Anything”, frescura en “Right Here” con Foxes, deep-house del bueno en “Baby” y “Spoons” y hasta r&b de calidad en “Hell Could Freeze”. La joya urban de la corona musical del año.


Capital Cities – In A Tidal Wave Of Mystery

In_a_Tidal_Wave_of_Mystery_by_Capital_Cities_artworkProbablemente, este “In A Tidal Wave Of Mystery” sea uno de los placeres culpables del año en el mundillo indie pop, pero sarna con gusto no pica. Desde luego que el proyecto de los californianos Ryan Merchant y Sebu Simonian no pretende revolucionar los cimientos del pop, pero sí pretende una cosa, hacernos bailar y disfrutar, y esto lo consigue a la perfección. Obviamente, el disco es la consecuencia lógica del éxito arrollador del PEPINO SUPREMO que es “Safe And Sound”, que se ha convertido merecidamente en uno de los temas más escuchados de 2013, pero hay mucho más detrás. Tenemos temarracos bizarros como “Kangaroo Court” (vídeo raruno incluido), primos hermanos de “Safe And Sound” como “I Sold My Bed, But Not My Stereo”, piezas dignas de una pista de baile setentera como “Centre Stage” y “Chartreuse”, estremecedores medios tiempos pop como “Love Away” y hasta colaboraciones memorables con André 3000 (de OutKast) en “Farraw Fawcett Hair”. En resumen, el disco es Capital Cities 100%: buen rollo, enormes gafas de sol, psicotrópicas galaxias habitadas por tigres astronautas y pastillas de colores. Y encima son la fiesta padre en directo. No se puede pedir más.


Fitz and The Tantrums – More Than Just A Dream

130507-fitz-and-the-tantrumsEs extraño ver cómo una banda como estos californianos no consigue un hueco entre los grandes con su contagiosa fusión pop-soul, porque pocas veces un grupo que surge de circuitos alternativos va tan cargadito de hits potenciales, tarareables hasta el infinito. Fitz and The Tantrums han vuelto a intentar triunfar con éste su segundo álbum, “More Than Just A Dream”, con estribillos pegadizos como el de su tema estrella, “Out Of My League”, con silbidos y bailoteos varios como el de “The Walker”, con “uoooohs” incansables como los de “Spark” y hasta con temas que suenan épicos y trascendentales como “Break The Walls”. No se limitan a esto, pues en el LP también nos traen deliciosas perlas soul como “House On Fire” o “6AM”, canciones preciosas como “Fools Gold” y temas divertidos como “Get Away”. Pero ni por ésas Michael Fitzpatrick y los suyos se escapan de este ostracismo al que el mainstream les ha condenado (por no estar, no están ni en Spotify). De todas formas, tiempo al tiempo, porque a estos chicos les veremos triunfar, los ingredientes para ello desde luego que los tienen…


London Grammar – If You Wait

london_grammar_if_you_waitAunque los londinenses Daughter se han llevado toda la atención mediática como gran grupo ambient pop-rock del 2013, sus paisanos London Grammar han intentado arrebatarles ese reconocimiento con este “If You Wait”, igualmente delicado, profundo y épico. En este prometedor debut, la voz de Hannah Reid se pasea en una montaña rusa de guitarras ambientales, templados pulsos de piano e hipnóticas espirales de bajo, y trata de demostrarnos que la eterna comparación de su voz con la de la gran Florence Welch no la desmerece para nada. En “If You Wait” recogen sus primeras y más importantes piezas, las emocionantes “Wasting My Youg Years” o “Hey Now”, y la nocturnidad hecha música en “Metal And Dust”. Nos ofrecen igualmente nuevas e intensas composiciones como “Strong”, el magistral cambio radical interpretado sobre el “Nightcall” de Kavinsky, la dulzura de “Stay Awake” o de “Sights”, la más refrescante “Darling Are You Gonna Leave Me”, y hasta ese puente entre dos mundos que es su colaboración con los Disclosure, “Help Me Lose My Mind”. Setenta minutos de un idílico viaje por las sensaciones de una lluviosa tarde de otoño.


Gabrielle Aplin – English Rain

Gabrielle-AplinTalento y sensibilidad a flor de piel. Así podríamos definir a esta abanderada del folk británico, que en 2013 nos ha regalado su primer largo. Sin embargo, Gabrielle Aplin no acaba de llegar al panorama ni de lejos, ya que nos ha estado brindando su dulcísima voz desde 2010 en hasta 5 EPs previos, lo mejor de los cuales está concentrado en este “English Rain”. Rescates o revisiones son la maravillosa “Panic Cord”, “Please Don’t Say You Love Me”, la delicada “Home” o su versión de “The Power Of Love”, de Frankie Goes To Hollywood, que la catapultó a la fama en su país natal. Pero en este LP hay mucho más: su estremecedora fragilidad al piano en “Salvation”, la inmensidad de los coros de “Ready To Question”, energía pura en “Keep On Walking” y en “Evaporate”, o el intenso viaje vocal que se marca en “How Do You Feel Today”. No obstante, este primer álbum no hace justicia a toda la belleza y la emoción de sus EPs previos. Por ello, adentrarse en “English Rain” debería ser más bien una invitación a disfrutar de lo que ha hecho antes, ya que así el viaje sí habrá merecido la pena.


Ellie Goulding – Halcyon Days

ellie goulding2013 ha sido el año en el que, por fin, la británica ha alcanzado el estatus de estrella por el que lleva peleando desde hace cuatro años y que, todo sea dicho, merece como nadie. Esta consagración toma forma en “Halcyon Days”, reedición de su “Halcyon” de 2012, en el que expande el trabajo previo y lo complementa con unos cuantos potenciales éxitos masivos que conservan su personalidad musical. Además de las delicadísimas “Anything Could Happen” y “Holding On”, o la potente “Figure 8”, de la primera parte del álbum, en esta reedición Ellie nos regala su primer gran hit, “Burn”, más coqueteos electro-dubstep como “You My Everything”, “Stay Awake” o “Under Control”, o joyas electropop como la colorista “Goodness Gracious” (producida con la mano amiga de Nate Ruess de fun.). Hasta mayúsculas baladas como “How Long Will I Love You” y “Hearts Without Chains” tienen cabida en esta segunda parte, en la que, de regalo, recupera su primer éxito, “Lights”, y hasta una personal versión del “Tessellate” de los Alt-J. En resumen, este “Halcyon Days” es la confirmación de que se puede hacer música de calidad y diferente y llegar al gran público sin perder la compostura.


Quadron – Avalanche

quadron-avalanche-full-album-streamRhye y su “Woman” tienen la culpa. El proyecto de Robin Braun y Milosh ha relegado a un segundo plano a este segundo LP de los Quadron, formación compuesta por Braun y la vocalista Coco O. Y lo ha hecho pasando por encima de una virtuosa ejecución neo-soul de su frontwoman y de una producción delicadísima. El álbum se abre con tres perlas, “LFT” (que no cuesta imaginar interpretada por voces como Beyoncé), el elegante medio tiempo “Favourite Star”, y su primer éxito, “Hey Love”, que nos transporta a un ambiente festivo sesentero indiscutible, y se cierra con otras tres. Nos referimos a “Better Off”, la soberbia colaboración con Kendrick Lamar, el sensual atardecer de “Sea Salt”, y la explosión instrumental ambiental del tema que bautiza y cierra el disco, “Avalanche”. En el camino se dejan unos cuantos temas correctos y discretos, en donde la voz de Coco es la absoluta protagonista, dando lugar en su conjunto a un resultado disfrutable, pausado e intenso, con aroma a buen café, maduro y reposado.


San Cisco – San Cisco

sanciscoSan Cisco son diversión y pop desenfadado sin titubeos. Con un aroma lejano a MGMT, inspiración y voces a lo Vampire Weekend y un ligero toque de The Flaming Lips, estos australianos publicaron en los últimos suspiros de 2012 este disco homónimo con un único propósito: sentar sus bases y convencernos. Y vaya si lo consiguieron. Precedidos por el éxito de su primer gran aventura musical, “Awkward”, entre mucho da da da da y doo doo doo doo, su creatividad tuvo vía libre para enseñarnos qué sabían hacer. Así, se muestran divertidos en “No Friends” o “Wild Things”, frescos en “Fred Astaire”, “Stella” o “Lyall”, juguetean en la frontera folk en “Rocket Ship”, y hasta respiran profundamente en “Hunter” o “Nepal”. Un correctísimo álbum debut, en el que es cierto que Ezra Koenig se aparece constantemente como referencia en la memoria musical, pero que, indistintamente, es un caramelo pop, dulce desde que le quitas el envoltorio hasta que termina de deshacerse en la boca.


St. Lucia – When The Night

st_lucia_when_the_nightSt. Lucia es el proyecto musical del multiinstrumentista y productor Jean Philip Grobbler, que este pasado 2013 nos dejaba su primer largo, “When The Night”, un álbum cargado de electropop luminoso, sintetizadores, sonidos tribales, brillantes guitarras y reminiscencias ochenteras. Es el primer largo del artista, que, además de nuevas composiciones, recoge los mejores temas de sus EPs previos, como la refrescante “All Eyes On You” (brisas marinas, teclados celestiales y saxofones incluidos) y el rollo eighties de “Closer Than This”. Grobbler nos regala en este LP medios tiempos bailables como “Wait For Love”, rompepistas descarados como “Elevate” o sonidos que viajan treinta años atrás como “The Way You Remember Me”, “Call Me Up” o “The Night Comes Again”. Con todo ello, St. Lucia nos envuelve en una jungla de hombreras, cardados imposibles y pantalones de pitillo, fusionados con una especie de cánticos corales tribales, selvas amazónicas y ritmos multicolores, hipnóticamente electrónicos por momentos, que desconcierta y sorprende a partes iguales. Algo así como Tarzán con un taparrabos fucsia eléctrico bajo una bola de espejos.


Propellers – Midnight Kiss EP / Black Mascara Eyes EP

propellersNo solo uno, sino dos EPs nos han regalado estos británicos en 2013. Y con ellos se han erigido como una de las grandes promesas del año del indie pop más desenfadado, bailable y directo. La banda liderada por los hermanos Max y Archie Davenport nos ha brindado ocho temas de pop de factura electrónica pensados para hacernos disfrutar, de entre los que destaca su primera creación, “Midnight Kiss” y, sobre todo, el pepino “Landslide”, en la que reivindican como nadie sus noches, sus chicas, sus fiestas y su falta de preocupaciones. No se quedan atrás en este espíritu el tema que abre y bautiza su segundo EP, “Black Mascara Eyes”, así como otros temas ligeramente más comedidos, como los dos restantes del primer EP (“Rattlesnakes” y “Untouchable”), o “Poison Her Atmosphere” del segundo. Aunque por ahora no han pisado un escenario en nuestro país, con la excusa de que están trabajando en su primer largo, un servidor desea muy, muy fuerte que podamos recibirlos dentro de nuestras fronteras como se merecen. Será por festivales veraniegos fresquitos en los que encaje su sonido…


Magic Man – You Are Here EP

Magic-Man-You-Are-HereHe aquí otra buena muestra de un gran debut de toques indie pop electrónicos para 2013. Se llaman Magic Man y nacieron de la conexión musical surgida entre sus fundadores mientras cosechaban verduras ecológicas en Francia (sic). “You Are Here” resume todo su trabajo desde esta conexión agrícola, aunque éste tiene poco de orgánico y mucho de sintético. Encontramos guitarras, energía y producción cañera para los amores sureños de “Texas”, la ruptura traumática con “Paris”, la exaltación amorosa de “Every Day”, los reproches de la fantástica “Nova Scotia” y las dificultades sentimentales en “Waves”. En resumidas cuentas, rock joven y despreocupado que recuerda mucho a The Royal Concept por lo relajado y divertido de sus letras, que suena en algunos momentos a The Killers y en otros a Owl City, que es pop bailable en mayúsculas como el de Satellite Stories, pero que es mucho más que la suma de todas estas influencias. Ojito con estos chicos, porque seguro que darán que hablar.


Holy Ghost! – Dynamics

holy_ghost_dynamicsLos niños mimados (electrónicos) de la DFA de James Murphy han vuelto a demostrar que son los reyes recreando el ambiente y el sonido puramente ochentero en éste su segundo largo. Después de ganarse el respeto absoluto de medio mundo con su debut homónimo, nos han recompensado tras dos años de espera con “Dynamics”. Si bien, a la luz del pseudo-adelanto que nos regalaron en 2012, “It Gets Dark” (que al final no incluyeron en este nuevo álbum), parecía que iban a dar un giro hacia lo oscuro y lo sensual, nada más lejos de la realidad. Este “Dynamics” destila sonido clásico Holy Ghost! por los cuatro costados, con trallazos como “Dumb Disco Ideas” o “Dance A Little Closer”, reminiscencias a lo Pet Shop Boys como “Okay” y “Cheap Shots” (ambas lo mejor del álbum), recuerdos discotequeros como “Bridge And Tunnel” y medios tiempos muy en su línea como “It Must Be The Weather” o “Don’t Look Down”. Resumiendo, un trabajo grande, que va sobre seguro y que funciona a la perfección y, como guinda, vendrán al Primavera Sound de este año a presentarlo en directo.


Patterns – Dangerous Intentions

patternsLos nuevos reyes del tropical nu-disco. Así ha definido gran parte de la prensa especializada a este cuarteto costarricense que nos ha presentado su debut en 2013. “Dangerous Intentions” bebe de las grandes voces femeninas del rock de los 80 y también del mejor italo-disco, y lo combina con guitarras dulces y con los sensuales vocales de Michelle González, su frontwoman y principal compositora. El resultado es una fusión a caballo entre Kavinsky y Bonnie Tyler, y desde luego uno de los mejores trabajos disco-rock de año. Patterns convencen con joyas bailables como “Sunny Days” o “Burning Man”, con medios tiempos electrónicos como “Fire Face” o temazos como “Give Us The Love”, que en su conjunto nos elevan y nos teletransportan a una de las playas de la Costa Rica que vio a esta formación nacer y crecer. Lástima que este debut haya pasado tan desapercibido, porque se merece aparecer, al menos, entre los nombres de los grandes recién llegados de 2013.


Jamie N. Commons – Rumble And Sway EP

jamie-n-commons-rumble-and-sway-0-300x300Este “Rumble And Sway” es el segundo EP de la trayectoria de Jamie N Commons, el hombre que saltó definitivamente a la palestra por ser la voz del inquietante tema de la cabecera de The Walking Dead, “Lead Me Home”. En este trabajo, sin embargo, encontramos cuatro temas de esencia blues, en los que Commons ha querido recoger los sonidos entre los que creció y las voces que le marcaron, entre las que destacan Gregg Allman o Nick Cave. En el tema que bautiza el disco, “Rumble And Sway”, Jamie nos transporta cincuenta años atrás a bailar entre botas de espuelas y botellas de whisky, para después dejarnos llevar por un sonido más rock’n’roll en “Worth Your While”. “Wash Me In The Water” nos permite redescubrir su voz profunda y su grandísimo potencial musical en una versión más pausada de sí mismo, para concluir finalmente con la espiritual “Have A Little Faith”. De un autor cuya vida se ha repartido entre dos cunas musicales del tamaño de Londres y Chicago no podríamos esperar menos.


The Mowgli’s – Waiting For The Dawn

mowglis-waiting-for-the-dawn-300x300The Mowgli’s son un colectivo de ocho músicos, californianos en su mayoría, que han pretendido empaparse del espíritu hippie de su infancia para “traer de vuelta el mensaje de alegría y amor con el que crecieron”, cita textual. Se caracterizan por un buen rollo descarado y por poner voz a sus canciones los ocho miembros al unísono, ya que “la verdadera voz de la banda sólo puede escucharse cuando todo el mundo, incluido el público, está cantando”, cito de nuevo. Esta experiencia hiperpositiva de amor y diversión está recogida en este “Waiting For The Dream”, su primer largo, que recoge temas de sus EPs previos, así como nuevas composiciones. Encontramos en él su gran éxito hasta la época, “San Francisco”, que representa a la perfección su filosofía y su sonido, así como otros temas vitalistas como “Say It, Just Say It”, “The Great Divide” o “Waiting For The Dawn”, piezas folk como “Time” o “Hi, Hey There, Hello” o temas más pausados como “Carry Your Will”. Un festival de coros vitalistas, apto y necesario para cualquiera que necesite venirse arriba en un momento de bajón… ¡Y que viva el amor!


Shannon Wright – In Film Sound

Shannon-Wright-In-Film-SoundLas guitarras la echaban de menos y ella, con suma bondad y honestidad, decidió atender a tales súplicas. Shannon Wright volvió en 2013 a sus orígenes eléctricos con un trabajo que supura crudeza por todos los lados. La de Jacksonville, una de esas artistas que, por motivos difíciles de entender, no goza del reconocimiento que debería tener en nuestro país, a pesar de haber enamorado en su actuación del Primavera Sound de 2007, emergió de nuevo empuñando guitarras noventeras. Con su octavo disco, la norteamericana reafirmó las tesis que ya trazó en “Secret Blood” (2010), pero esta vez, sumergiéndose de lleno en la oscuridad más densa y hermética. “Noise Parade” y “The Caustic Light”, los dos primeros cortes del álbum, son auténticos latigazos emocionales que ponen el acento grunge de un disco en el que Shannon no se olvida de mostrarnos su buen hacer con el piano, en la emotiva “Bleed”, ni de dibujar paisajes de abstracta belleza en canciones como “Mire” o “Captive Nowhere”. “In Film Sound” es, en resumen, una obra de arte capaz de metabolizar la Cat Power de “Moon Pix” (1998), con la PJ Harvey del “Rid of Me” (1993).

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies