¿Por qué Years & Years lo petan tantísimo?

Los mejores pronósticos para los amantes del pop se han cumplido. Los londinenses Years & Years han sido coronados esta mañana como los debutantes más prometedores de 2015 por la prestigiosa mano de la BBC, en su famoso ranking BBC Sound Of 2015.

En un año un poco deslavado (con propuestas muy interesantes como Låpsley, Kwabs, SOAK o Slaves, pero poco próximas a la música de masas, contando con que esta lista la han coronado Adele, Jessie J o Sam Smith), que la BBC haya optado por un producto electropop es digno de estudio. Sin embargo, Olly Alexander, Mikey Goldsworthy y Emre Turkmen tienen una breve pero mayúscula trayectoria para garantizar que la apuesta ha sido firme y, sobre todo, ganadora.

Como ya comentábamos aquí hace unos meses, lo de estos chicos fue un flechazo musical en toda regla. Poder decir que Years & Years nace cuando Goldsworthy y Turkmen escucharon en casa de un amigo a Olly Alexander cantar en la ducha es indicativo de por dónde van los tiros. La fusión de los sintetizadores electropoperos de los dos teclistas con la voz aguda y perfectamente reconocible de Alexander ha sido un pasaporte al éxito precoz, que llevan desarrollando desde hace casi un año. Su primera incursión en la industria fue la publicación de “I Wish I Knew“, con ese aroma a maqueta, artesano y poco pulido en la producción, que paso bastante desapercibida… excepto para los inflalibles trendsetters del todopoderoso imperio indie de Kitsuné.

Con el ojo clínico del gigante musical francés sobre ellos, a finales de 2013 comienzan a publicar bajo su sello. Comienzan con un primer maxisingle, con “Traps” y “You & I” como puntales reconocibles, en donde se mueven entre el sonido de los primeros Metronomy (estos temas son lo menos interesante que han publicado hasta el momento y lo que menos les representa). Sin embargo, el primer gran salto musical lo pegaron a principios de 2014, publicando un segundo maxisingle con Kitsuné, en donde sí tienen dos temazos redondos. En primer lugar encontramos “Real“, el tema que lo bautiza, donde el electropop se hace dueño y señor de su sonido, palmadita y sintetizador en ristre (con un Olly muy frustrado, ignorado por su obsesión nocturna).

Por otro lado, la preciosa “Eyes Shut” da el contrapunto a “Real“. Suena delicada, meditada pero electropopera igualmente. Lástima que haya pasado tan desapercibida, es de lo mejorcito que tienen.

Con este back-up, a algún lince de Polydor le dio por ficharles y seis meses después de “Real“, Olly y sus chicos publican un nuevo maxisingle y su mayor éxito hasta la fecha. Nos referimos a “Take Shelter“, que acumula más de 6 millones de reproducciones en YouTube. En ésta, alrededor de un ritmo de reggaeton (no es broma) construyen una pieza finísima, entregada en este caso a ese carpe diem nocturno que tanto nos gusta. Con ella entraron por primera vez en el UK Singles Chart (#140) y coronaron la lista de singles electrónica de iTunes UK. Nada mal para comenzar.

Como cara B en este tercer maxi single, Y&Y nos regalaron una versión mayúscula del “Breathe” de Blu Cantrell (a juicio de un servidor mucho mejor que la original), en la que dan la vuelta a un pepino R&B de toda la vida para bajarlo de revoluciones y hacerlo un puntito más oscuro y personal. Junto con la magnífica revisión del “Love Lockdown” de Glass Animals, de las mejores versiones de este estilo que nos regaló 2014.

Visto el éxito (especialmente en redes sociales), se apresuraron a publicar a finales de noviembre la divertidísima “Desire” (cuarto maxisingle en un año), más electrónica, igual de efectiva que las anteriores y con mensajes en la misma línea (en la que el bueno de Olly se pregunta por qué buscar el amor cuando lo que quiere es un buen repaso en el baño).

Para no variar, la cara B de “Desire” baja de nuevo las revoluciones: un baladón dignísimo como “Memo“, con un piano acústico que encaja como anillo al dedo a la voz de Olly. El resultado es una pieza tiernísima que no nos extrañaría escuchar a las voces de divas más souleras como Mariah Carey.

Habiendo demostrado una más que probada solvencia con temas pop como “Desire” o “Real“, experimentos 100% efectivos como “Take Shelter” o cosas más delicadas como “Eyes Shut” o “Memo“, no es de extrañar que empiecen a surgirles colaboraciones. El primero en apuntarse el tanto de colaborar con ellos fue The Magician, con quien regalaban allá por septiembre uno de los pelotazos house de los últimos rayos de sol veraniegos, “Sunlight” (videoclip friki incluido). Resultado: el mayor éxito del belga hasta el momento (#7 en el UK Singles Chart, 6 millones de reproducciones en Spotify y sonando en prácticamente todas las radios dance del mundo). Recientemente han colaborado también con Tourist, en un tema menos facilón, con bastantes más aristas, más al estilo de las producciones de gente como Ryan Hemsworth o Ben Khan.

A la vista de esta retahíla de producciones, no es de extrañar que la BBC se haya decantado por ellos en este BBC Sound of 2015. A priori podríamos haber pensado que el premio se lo habría llevado James Bay con sus sombreros y su estilo a lo Ben Howard. Sin embargo, después de haber comprobado lo aburrido que puede ser apostar por lo seguro con Sam Smith el año pasado (cómo es posible que alguien que pintaba tan bien, con tantas colaboraciones interesantes a sus espaldas, se haya quedado en un producto tan plano como es “In The Lonely Hour“), agradecemos el puntito de riesgo y de variedad que aportan Years & Years al ranking de este año. Nunca en la historia de este galardón las cabezas pensantes de la BBC se habían tirado a la piscina con un producto synth-popero como Y&Y, y agradecemos el riesgo. Es curioso como, a raíz del reconocimiento, muchos de los blogs musicales han pasado de medio menospreciar a estos chicos (la etiqueta “electropop” da alergia muchas veces a los críticos snobs) a compararlos con Hot Chip o AlunaGeorge. Queda demostrado con ejemplos como éste que no por ser pop un producto tiene por qué ser plano o poco original.

Para terminar, sabemos que Years & Years están en pleno proceso de grabación de su álbum debut (el cual suponemos que no tardará en llegar tras este reconocimiento), que se espera para mediados de este año. Parece que será autoproducido, al igual que los temas que nos han presentado hasta ahora, y comentan que se están inspirando en gente como Jai Paul, Flying Lotus y el R&B noventero. Aprovechando el BBC Sound Of el pasado martes presentaban “King“, otro temazo energético en la línea de “Desire” con el que han vuelto a dejar claro quiénes son y que han venido para quedarse. Ojalá los tengamos entre nosotros por décadas y décadas…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies