La revolución de la vergüenza. Tidal for all.

Una fría noche de primavera 15 elementos paranormales emplazaron, vía redes sociales a miles de usuarios y seguidores, a asistir a celebración on-line de un evento sin precedentes, en el cual se desvelaría (según ellos) el siguiente paso en la historia de la música, el cambio de tornas definitivo, un hito sin precedentes: “Tidal for all”.

O lo que es lo mismo: queremos cobrar toda la pasta que Spotify y Youtube nos quitan, el 100% de los derechos, cobrando el doble que otros servicios a nuestros futuros usuarios, sin servicio gratuito de ningún tipo (30 días de prueba que te piden tarjeta de crédito), con menos música. Un servicio premium, con una pose artificial que da repelús, con la que intentán abrir los ojos a la gente intentando convencerles de que son un ejemplo a seguir y con Nicki Minaj como abanderada de esta revolución del ridículo. De este alarde sin precedentes de la ostentación en la que se ha convertido la música comercial en la actualidad. Un regodeo público sin ningún tipo de tapujos decorado de una falsedad nociva a niveles extremos que pone en peligro la preservacion de la inteligencia de la raza humana y suicidando en directo la credibilidad que pudieran tener dichos sujetos.

Quieren ganar todo lo posible gracias a sus creaciones, algo totalmente lícito y normal. Es su trabajo, esfuerzo y su tiempo invertido. En eso no hay pega alguna. Pero intentar vender un nuevo negocio en el que van a lucrarse de forma masiva como jamás antes lo habían hecho, ir de revolucionarios de la música 15 sujetos elegidos entre ellos por la puta cara (Alicia Keys,Win Butler y Régine Chassagne (de Arcade Fire), Beyoncé, Daft Punk, Jack White, Jason Aldean, J. Cole, Jay Z, Kanye West, Deadmau5, Madonna, Nicki Minaj, RihannaUsher) y venderlo como un acto histórico a millones de personas para intentar demostrar que están haciendo justicia, es uno de los mayores descaros que jamás se hayan visto en esta sociedad capitalista. ¿Tenemos que venerar a estos músicos y cantantes porque ahora van a cobrar 20 millones en lugar de 19? ¿Se ríen en la cara de todo el mundo buscando algún tipo de aceptación? ¿Una palmadita en la espalda? Que vayáis a tener 5 mansiones en lugar de 3 no es ninguna revolución para la música. ¿Queréis todo lo que os pertenece? Pues cread Tidal, pero no os vanagloriéis de esta forma tan infame. Creadlo, firmad el papelito en una de vuestras mansiones.

A los fans y amantes de la música nos importa una mierda la cantidad de millones que vayáis a cobrar a partir de ahora. A nosotros nos gusta la música y nos gustan las canciones que hacéis. No las de todos los que han firmado el papelito de esa pantomima llamada Tidal, pero al menos nos gustan las de Arcade Fire, Jack White, Kanye West o Daft Punk por citar algunos (Daft Punk o sus cuñados que pudieran estar bajo esos cascos ayer). Artistas que se han metido en esto sin necesitarlo e incluso han decepcionado a algunos de sus fans.

Incluso siendo populista, a ver si tenéis la cara dura de decirle a esos fans que no tienen para llegar a fin de mes que sois unos jodidos revolucionarios. La revolución de la vergüenza. Artistas de los mejores posicionados, unos privilegiados que cobran 50 euros por entrada para ir a verlos en sus conciertos, a los cuales asisten miles de espectadores por actuación y que están dando la imagen victimista de una victoria frente a megacorporaciones cuando ellos son lo mismo en mayor o en menor medida. Decídselo a un músico de la calle.

¿Tidal para todos? No señoras y señores, solo para vosotros. No sois los abanderados de ninguna revolución, y menos de la música. Sólo sois ricos que quieren ser más ricos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies